Deuda: Una pesada carga que pone en riesgo la economía


05 de Diciembre de 2023

La deuda que se ha contratado y que se está contratando en los últimos años no es beneficiosa para el país, no genera retornos, puesto que, en realidad, la inversión ha estado cayendo en los últimos años. Básicamente está orientada a alimentar un modelo que no funciona. Se contrata deuda interna para sostener gastos altos. Y deuda externa para gastos y para contener parcialmente la caída de Reservas Internacionales (crisis de balanza de pagos). Ambos son problemas generados por el modelo actual y, en lugar de solucionarlos, el país se ha seguido endeudado para postergar los problemas.
De igual manera, la deuda de las empresas públicas son parte de la apuesta del modelo, y sin resultados.
Nunca debió haberse llegado a esta situación límite. El daño ya está hecho, con los impactos socioeconómicos que traerán consigo. Fueron políticas inadecuadas y problemas postergados, que afectan y afectarán profundamente la calidad de vida de la población.
En adelante, se recomienda la utilización de reglas fiscales dirigidas al manejo eficiente del gasto público y la mayor generación de ingresos. Estas deberían orientarse, en una primera etapa, a reducir el déficit fiscal para luego, en una segunda etapa, dirigirse a mantener un balance fiscal equilibrado. La disminución del déficit se podría realizar reduciendo gastos corrientes prescindibles.
Más allá de lo económico, la principal preocupación también es social, por el riesgo de los retrocesos en términos del empleo, el poder adquisitivo de la gente y la reducción de la pobreza
Afrontar estos problemas, que no empezaron ayer y no se resolverán de inmediato, requiere la decisión de realizar ajustes y reformas en otra dirección. La negación de la realidad ante las evidencias y la promoción de la conflictividad obstaculizan las posibilidades de solución.

Visto 875 veces, Descargado 123 veces
 

Comentarios